ARRUGAS Y SU PEOR ENEMIGO

Suaviza las arrugas con el vapor de tu baño.

Ya sea que viajes o que simplemente no quieras tener nada que ver con tu plancha, cuelga tu ropa en el baño mientras te bañas con agua caliente. Una vez que el espejo se empaña, tu ropa quedará libre de arrugas.

Previous article

ESTIRA, RECUPERA, REPITE

Next article

CALIENTA LAS COSAS

Related

Si por las prisas has olvidado planchar tu camisa, hay un truco que te sacará del apuro. Cuélgala en un...

×